Alternativa para ganar juicios en Brasil era diluir vínculo con Varig

vínculo con Varig

El gobierno presentó ayer ante la oposición dos informes de estudios jurídicos de Brasil para defender su decisión de cerrar Pluna. Ninguno se refiere a los eventuales costos que podría tener para Pluna la pérdida de juicios laborales en ese país.

En la reunión en la que se anunció el cierre de Pluna, los ministros Fernando Lorenzo y Enrique Pintado informaron a la oposición de la existencia de juicios iniciados en Brasil por extrabajadores de Varig que exponían a la aerolínea uruguaya a pagar demandas por US$ 3.500 millones por el tiempo en que ambas empresas estuvieron asociadas.

Los informes entregados a la oposición son de octubre de 2011. Uno de ellos recomienda convencer a la Justicia brasileña de que no se formó un grupo económico con la empresa brasileña Viacao Riograndense S.A. (Varig). El otro advierte que la empresa uruguaya corre el riesgo de ser afectada por los juicios laborales de los exempleados de la compañía brasileña.

El 17 de octubre de 2011, el estudio brasileño Rolim, Viott & Leite Campos advogados, emitió un informe reservado para Pluna S.A. sobre la "exclusión de la responsabilidad solidaria en la esfera laboral" en relación a las reclamaciones de exfuncionarios de Varig y sus efectos en la empresa uruguaya.

Los expertos advierten que la justicia laboral brasileña "adopta una postura bastante proteccionista en relación al empleado" y que la existencia de un grupo económico da lugar a "responsabilidad solidaria para la mayoría de la jurisprudencia" de aquel país.

En ese sentido, recomiendan que la defensa de Pluna se base en demostrar que no sufrió la "intervención de Varig en su administración, incluso durante el período en que fue su accionista". En la página web de Pluna Ente Autónomo se admite que entre 1995 y 2005 el gerenciamiento de Pluna estuvo a cargo de la brasileña Varig.

No obstante, en el informe jurídico se destaca que algunos juristas brasileños sostienen que la relación entre las empresas no necesariamente tiene que ser de control de una sobre otra para configurar la "responsabilidad solidaria".

El informe asume que la defensa debe dejar en claro que no se benefició del trabajo de los exfuncionarios de Varig, que siempre fue controlada por el gobierno uruguayo y que la actuación de la brasileña se remitía a su condición de accionista.

GRUPO. Otro informe, en este caso del Pinheroneto Advogados, confeccionado para Pluna Ente Autónomo y fechado el 7 de octubre de 2011, advierte que existe el riesgo que la justicia brasileña "caracterice" como "grupo económico" a Pluna S.A. y Varig, y así termine perdiendo los juicios iniciados por la compañía aérea.

Al respecto, los juristas detectaron que hay por lo menos 24 demandas de exfuncionarios de Varig que podrían comprometer a Pluna S.A. Al menos 16 de ellas ya fueron estimadas por los tribunales y otras ocho fueron desestimadas por la justicia laboral de Brasil.

En este contexto, los abogados del estudio Pinheroneto, Luis Antonio Ferraz Mendez y Leila Mirian Pinheiro Soto, apuntan que más allá de la demostración de que no se formó el grupo económico, aún subsiste el riesgo de que algunos exempleados de Varig emprendan acciones posteriores al cierre del acuerdo de 2006, cuando se liquidó la asociación.

En ninguno de los dos informes jurídicos se menciona la eventualidad de que las demandas ingresadas a la justicia laboral brasileña generen antecedentes para que los restantes siete mil exfuncionarios de Varig se presenten a demandar a la empresa, como manejó el gobierno uruguayo.

Si bien el gobierno consideró en un primer momento que Pluna se arriesgaba a ser condenada a pagar US$ 3.500 millones por efecto de las demandas laborales, en los informes no se consignan las cifras que tendría que pagar la empresa. Tampoco figuran los plazos legales con que se cuenta.

Oposición sin datos
El director por la oposición en Pluna Ente Autónomo, Daniel Delgado Sicco, nunca recibió los informes jurídicos de los estudios brasileños. Ayer presentó una queja al respecto en el directorio, según dijo a El País. Negó haber viajado a Brasil con LeadGate y a Canadá con Bombardier.

El País Digital

Añadir nuevo comentario