LeadGate busca liberarse de un juicio del Estado

LeadGate busca liberarse de un juicio del Estado

El gobierno prevé cerrar la negociación para la salida de LeadGate de Pluna al final de la semana. El grupo pidió garantías, entre ellas una cláusula que se asegure que el Estado no le hará juicios y que uno de sus integrantes sea gerente general en el período de transición.

La fórmula de salida que negocian el gobierno y LeadGate por estas horas prevé que el 75% de las acciones de Pluna -hoy en manos de Sociedad Aeronáutica Oriental (SAO) consorcio del que LeadGate tiene el 66% y la aerolínea canadiense Jazz el 33%- pase a una especie de fideicomiso de garantía hasta que el Estado encuentre un socio privado para la aerolínea, dijeron a El País fuentes vinculadas al proceso de negociación. El Estado gestionaría la aerolínea por un tiempo no mayor a un año para "ordenar" la empresa y así interesar a inversores en ella, remarcaron los informantes.

Fuentes oficiales confirmaron a El País esa negociación y señalaron que el gobierno espera tener cerrado un acuerdo sobre el final de la semana.

Esa sería la fórmula para que LeadGate -el grupo que integran los argentinos Matías Campiani, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez Demalde- salga de Pluna sin recibir dinero a cambio, pese a que llegó a pedir US$ 18 millones y el gobierno lo rechazó, y a su vez el Estado no compre las acciones.

En ese aspecto, Hirsch y Campiani se pusieron de acuerdo con el gobierno en una reunión que mantuvieron con los ministros Fernando Lorenzo (Economía) y Enrique Pintado (Transporte) junto a sus asesores en la noche del martes.

Las diferencias que persisten están por el lado de ciertas "garantías" que pide el grupo de los argentinos para cerrar el acuerdo, señalaron las fuentes vinculadas a la negociación.

Por un lado LeadGate quiere que el estudio Olivera Abogados sea el que administre el fideicomiso. Pero las diferencias mayores están en que además solicitaron que se incluya una cláusula en el acuerdo de salida que asegure que el Estado no hará juicios en contra del grupo o sus integrantes, y además quieren que Hirsch sea el gerente general mientras dure el período de transición hasta que venga otro socio privado.

Con este último requerimiento, LeadGate se quiere asegurar que no haya un "revisionismo" de lo actuado durante su gestión. Para ello busca colocar a Hirsch, el estratega financiero del grupo, afirmaron las fuentes.

Estos dos aspectos no convencen del todo en el gobierno y es lo que tiene trancado el acuerdo, admitieron los informantes.

SIN DETALLES. Ayer en diferentes lugares, Pintado y Lorenzo se refirieron a la situación de Pluna pero no quisieron entrar en detalles de la negociación con el socio privado.

El ministro de Transporte dijo en rueda de prensa -tras haber presentado el inicio de obras para asfaltar los caminos internos del Complejo Uruguay Celeste- que "la intención del gobierno es que Pluna siga volando en las mejores condiciones. Está nuestra disposición a capitalizarla pero estamos en plena negociación".

Pintado se negó a revelar más detalles. "No voy a adelantar los mecanismos. Estamos en negociaciones y las partes tienen que llegar a un acuerdo. Creo que esta semana vamos a resolverlo", aseguró.

Por su parte, Lorenzo dijo ayer en una entrevista al programa Poder Pensar del canal de cable TCC que "el gobierno no está planteando bajo ninguna hipótesis quedarse con el 75% de las acciones en manos de privados, no nos pertenecen, no hicimos ninguna oferta de compra y nadie nos ha ofrecido esas acciones".

Agregó que "no está planteada en esos términos la discusión". Por eso, la fórmula negociada hasta el momento prevé que las acciones pasen a un fideicomiso hasta que aparezca un nuevo socio privado. Eso asegura que el Estado no compre las acciones, dijeron las fuentes vinculadas a la negociación.

La posibilidad de inversores interesados en Pluna podría darse pero después que pase "el ruido" que provoca la situación de la aerolínea -que entre julio del año pasado y febrero de este ya perdió US$ 11,8 millones- y la negociación con LeadGate, aseguraron los informantes.

Con la exposición mediática que tiene el caso, no es el momento para que un inversor se interese en Pluna, agregaron.

La aerolínea Jazz -que tiene el 33% de SAO- quiere salirse del negocio y no pone trabas.

En los casi cinco años de gestión que lleva LeadGate, la aerolínea perdió US$ 85,7 millones. Eso es computando las pérdidas hasta febrero y cuando aún faltan los datos de marzo, abril, mayo y junio cuando cierre el balance 2011-2012.

Previamente, en 2006-2007 cuando el Estado tuvo el 100% de las acciones -tras la salida de Varig- la aerolínea perdió US$ 41,1 millones.

A 2011, los activos de Pluna eran de US$ 290,08 millones y los pasivos sumaron US$ 301,54 millones. Eso determina que el endeudamiento fue del 104% de los activos. Si se mide como porcentaje del ingreso la deuda alcanzó a 215%.

Ancap no cortará suministro de nafta

A pedido del ministro de Economía, Fernando Lorenzo, Ancap no cortará el suministro de combustible a Pluna pese a que la firma incumplió el pago por la nafta comprada durante la semana pasada. Lorenzo se comunicó con el presidente de Ancap, Raúl Sendic, para pedirle que, como se está en una negociación con LeadGate, no se corte el suministro de combustible para que la aerolínea siga volando. "A partir de que el gobierno central tomó cartas en el asunto buscando una solución a Pluna y el propio Ministerio de Economía nos planteó que en la solución está garantizado el pago de la deuda a Ancap, vamos a mantener el suministro", dijo a El País el director del ente, Juan Gómez. Ayer UNoticias informó que Pluna no pagó la nafta de la primera semana de junio.

LA CIFRA

75%

porcentaje de las acciones de Pluna SA que está en poder de los inversores privados; el resto lo tiene el Estado uruguayo.

FABIÁN TISCORNIA
El País Digital

Añadir nuevo comentario