Leadgate dejó acciones y pasivo de US$ 301,5 millones en Pluna

Leadgate dejó acciones y pasivo de US$ 301,5 millones en Pluna

LeadGate entregó ayer su paquete accionario en Pluna y dejó una deuda de US$ 301 millones. Ahora las acciones pasarán a ser administradas por un fideicomiso. La canadiense Jazz tiene 30 días para adquirir el 75% de las acciones.

En una conferencia de prensa que se realizó ayer en la Torre Ejecutiva, el ministro de Transporte, Enrique Pintado, anunció que LeadGate dejó su capital accionario en Pluna (75%) a manos de un fideicomiso financiado por la Bolsa de Valores.

Después de cinco años, Pluna S.A. dejó un pasivo de US$ 301,5 millones y un activo de 290 millones, según datos de un informe al que accedió El País y cuyo contenido publicó en parte los pasados 23 y 29 de mayo. Entre julio de 2011 y febrero de 2012, LeadGate perdió US$ 11,8 millones.

Pluna S.A. manifestó que las pérdidas se debían a "la situación internacional y regional enfrentada por el sector aeronáutico" y "otros problemas particulares, como los derivados del costo del combustible y las medidas proteccionistas implementadas por gobiernos extranjeros, que perjudicaron gravemente a la empresa", según consta en el memorándum de entendimiento que firmó ayer el Estado con LeadGate.

Pintado informó que la Sociedad Aeronáutica Oriental (compuesta por el 67% de acciones de LeadGate y el 33% de Jazz ) "depositó por su voluntad las acciones y por esta acción no se recibirá precio alguno".

La empresa Jazz, de capitales canadienses, tiene prioridad por 30 días para capitalizar y pasar a comandar la empresa. La aerolínea debe entregar en ese plazo una oferta de compra del 75% de las acciones al Estado, si no se considera adecuado el monto se realizaría una licitación abierta para aerolíneas internacionales, confiaron a El País fuentes de gobierno.

El nuevo socio privado que capitalice la empresa deberá hacerse cargo de las deudas que se mantienen con diferentes acreedores. Solo por el pago de combustible, la deuda de Pluna con Ancap asciende los US$ 25 millones.

A cambio de la entrega de sus acciones, LeadGate obtuvo dos beneficios: el nombramiento de un gerente de confianza del grupo y la protección ante un eventual juicio del Estado.

En la sesión de ayer del viejo directorio de Pluna S.A. se cesó al gerente general de la aerolínea, Matías Campiani. En su lugar -y por unanimidad de los delegados del gobierno en el ente- se resolvió nombrar a Sebastián Hirsch, estratega financiero del grupo.

Hirsch actuará como gerente interino en un plazo de 90 días. Según el gobierno y LeadGate se lo nombró a pedido del propio Poder Ejecutivo, pero fuentes vinculadas a la negociación dijeron que fue por exigencia de LeadGate como garantía de que no habrá "revisionismo" en la empresa.

El nuevo directorio de Pluna S.A. se integrará de seis miembros: tres actuales de Pluna Ente (Fernando Pasadores e Ignacio Berti por el gobierno y Daniel Delgado Sicco por la oposición) y los directores generales de Secretaría Pedro Apezteguía (Economía) y Pablo Ferrer (Transporte) y el asesor de Pluna Ente, Marcelo Alonso.

Dentro del acuerdo se incluyó una cláusula de indemnidad (en el artículo cuarto), por la cual el Estado renuncia a la posibilidad de realizar un juicio en contra del consorcio. De acuerdo al compromiso: "el Estado y Pluna Ente Autónomo declaran que nada tienen que reclamar a SAO, a LeadGate, a sus accionistas directos o indirectos, ni a los directores -incluyendo por sus funciones como personal superior- ni al miembro de la Comisión Fiscal designados por los accionistas de Pluna, y se obligan a no promover contra ellos reclamación de ninguna especie, ni directamente ni a través de Pluna, salvo la eventual responsabilidad civil derivada de ilícitos penales acreditados mediante sentencia penal ejecutoriada". El compromi- so de indemnidad caerá por cualquier reclamo superior a US$ 500.000.

Pintado argumentó a favor de este acuerdo y señaló que "no hay responsabilidad de una empresa por su pasivo, salvo de las pérdidas que tiene". El ministro agregó que "la responsabilidad de sus actos pasan por entregar sus acciones a un fideicomiso a cambio de nada".

"Por hacer un mal negocio o por tomar malas decisiones no se tiene responsabilidad, más que la responsabilidad moral. La única responsabilidad con la que no vamos a transar es si hay alguna cuestión delictiva. El Uruguay está lleno de gente que hace buenos negocios y gente que hace malos negocios", explicó Pintado. Delgado Sicco, delegado del Partido Nacional en la nueva Pluna, dijo a El País que no comparte la firma del compromiso de indemnidad y tampoco la designación de Hirsch como gerente. "No acompañamos ninguna forma de indemnidad, o sea de prohibirse el Estado cualquier tipo de acción legal. Además, creo inconveniente e inoportuna la designación del nuevo gerente general", agregó Delgado Sicco.

Números que deja Leadgate

LeadGate invirtió U$S 30 millones en los cinco años que estuvo a cargo de Pluna.

Cuando asumió el gerenciamiento la aerolínea contaba con 5 aviones. Hoy tiene 13, la mayoría de ellos adquiridos a la canadiense Bombardier por más de U$S 360 millones con una garantía del Estado.

Pluna transportó en el último año más de un millón y medio de pasajeros. En 2007 fueron 479 mil.

La facturación total anual, según el balance cerrado a junio, fue de 140 millones de dólares.

Cuando asumió LeadGate la empresa tenía 680 trabajadores. Hoy supera los 900.

El único resultado operativo se logró en el último año fiscal y ascendió a 4,2 millones de dólares.

El patrimonio neto negativo, según el último balance, asciende a 11 millones de dólares, dijo Campiani.

CARAS VISIBLES DE LEADGATE

Matias Campiani

CEO de Pluna

La cabeza de LeadGate Investment llegó a Pluna sin ninguna experiencia en materia de aviación. El consorcio fue seleccionado por Ficus Capital cuya cara visible fue Paul Elberse, de nacionalidad holandesa, quien en su momento fue contratado como gerente general del Nuevo Banco Comercial. LeadGate se especializa en la compra de empresas en situaciones especiales, como problemas de estrés financiero, de estrés opera-tivo o de estrés de con- trol. En 2005 compró Par-malat Uruguay, una empresa endeudada. La saneó y luego la vendió a un grupo venezolano. Hasta el final Campiani mantuvo en discurso de confianza en la aerolínea, incluso en diciembre cuando anunció que la empresa "solo" había perdido U$S 8 millones en el ejercicio 2011.

Sebastián Hirsch

Chief Commercial Officer

Es cofundador de LeadGate. Residió en Alemania y allí, en un asado de amigos argentinos, conoció a Matías Campiani y acordaron emprender negocios juntos. Antes de llegar al directorio de Pluna trabajó en banca de inversión para Goldman Sachs en Nueva York, y gerenciamiento de operaciones en Citibank Argentina y Procter & Gamble. También trabajó en Europa para la firma de consultoría McKinsey & Co. enfocándose en finanzas corporativas, proyectos de reducción de costos, integraciones posfusión y desarrollo de estrategia. Pertenece a una familia de empresarios que están asociados al imperio Bunge & Born, firma creada en 1884 y que se ha consolidado en la actualidad como uno de los mayores exportadores de cereales y productos industrializados de Argentina.

VALERIA GIL
El País Digital

Añadir nuevo comentario