PCU "advirtió mal negocio" con Pluna; oposición apunta a Astori

PCU "advirtió mal negocio" con Pluna; oposición apunta a Astori

El fracaso del negocio de Pluna con Leadgate y la liquidación definitiva de la aerolínea dejan expuesto al vicepresidente Danilo Astori, quien se convierte en blanco de críticas por haber promovido la asociación con el consorcio argentino.

En el 2006, el ahora vicepresidente Danilo Astori ejercía como ministro de Economía cuando Pluna vivía una crisis similar a la actual. En ese entonces, Astori propuso contratar a un broker (intermediario) para que consiguiera inversores interesados en la aerolínea.

Se le encomendó a Paul Elberse, de la empresa Ficus Capital, la búsqueda de un inversor y fue él quien contactó a Leadgate. En el proceso también participó, el exministro de Transporte, Víctor Rossi. El negocio fue muy polémico y motivó duras críticas de la oposición. En múltiples comparecencias ante el Parlamento, Astori defendió la asociación de Pluna con Leadgate.

La participación directa de Astori en el proceso por el cual se le adjudicó el 75% de las acciones a Leadgate, fue recordada ayer en filas del Partido Comunista. Al ser consultado sobre si el vicepresidente había sido uno de los principales impulsores de la llegada del grupo, el senador Eduardo Lorier (PCU) respondió a El País: "ni que hablar, en aquel momento fue así".

Lorier señaló que el Partido Comunista "tiene la conciencia tranquila" porque en el 2007 no estaba de acuerdo con la asociación con Leadgate y buscó hasta último momento la integración con la aerolínea estatal venezolana Conviasa.

El senador recordó que el Partido Comunista "hizo todas las gestiones habidas y por haber para que Pluna no se asociara con (Matías) Campiani y para que esa asociación fuera con Conviasa. Pensábamos que era posible incorporar esa vía de acuerdo y sin embargo apareció Paul Elberse y Campiani detrás de él y creo que realmente nos vendieron espejitos de colores y no hicieron las cosas bien", aseguró Lorier.

"Compartimos la expresión de que en su momento hizo el presidente (José) Mujica (durante una interpelación a Astori y Rossi en 2008), cuando dijo que no le merecía confianza alguien que pasaba de las vacas a los aviones con una velocidad supersónica. Realmente hoy la vida, lamentablemente, nos da la razón a quienes advertíamos de los peligros de asociaciones de estas características", opinó Lorier.

El senador comunista indicó que en el 2007, no le convencían "de ninguna manera estos personajes, que aparecen y desaparecen; porque son personajes que quieren maximizar sus ganancias con empresas fundidas", insistió.

En filas de la oposición, el senador Carlos Moreira (Alianza Nacional) cuestionó desde una primera instancia a la asociación con Leadgate. El legislador dijo ayer a El País que "con la liquidación de Pluna no hay que olvidar los verdaderos responsables políticos". "Lo que no podés hacer es borrón y cuenta nueva, el Estado puso más de US$ 80 millones desde 2007. La salida de Leadgate fue espantosa y no se podía pactar la indemnidad después de todo lo que hicieron", insistió Moreira.

El senador colorado José Amorín también recordó la postura que asumió en el 2007, cuando era diputado por Propuesta Batllista (Proba). "Estuvimos siempre en contra de ese acuerdo", recordó. Además, sostuvo que nunca le gustó el proceso para elegir el socio (Leadgate), "porque no fue transparente. Este tema nació muy mal y por eso sabíamos que iba a terminal mal", subrayó Amorín.

Según el legislador colorado, se eligió un socio que "no tenía conocimiento en materia de administración de aerolíneas. Se nos dijo que iba a haber inversiones superiores a los US$ 150 millones. Eso nos lo dijo el entonces ministro Astori. Y terminó resultando que el inversor solo hizo poquísimos aportes de capital", aseguró.

El senador de Unidad Nacional (UNA) Gustavo Penadés sostuvo a este matutino que "Astori le debe una explicación al país" sobre el estado al que llegó la situación de Pluna, dado que recordó que "como ministro de Economía avaló en 2007 las condiciones y capital del inversor privado y el negocio de asociación de Pluna".

El diputado Iván Posada, del Partido Independiente, dijo que la que se ha tomado fue "una decisión tardía" del Estado, ya que entiende que "hubo varias instancias previas donde se debió vender el total del paquete accionario o disponer directamente su liquidación". "Fue la crónica de una muerte anunciada, acrecentando las pérdidas", apuntó. Por eso, consideró que "es insoslayable responsabilidad de los exministros Astori y Rossi. Fue un negocio ruinoso", afirmó.

SILENCIO. A su vez, Mujica se refirió ayer por la mañana al cierre de Pluna y dijo que "al país le conviene que nos callemos la boca hoy". El mandatario señaló que el próximo lunes el tema será analizado en el Consejo de Ministros, luego de una breve reunión con la titular de Turismo, Liliam Kechichian. "Hace 10 días no pasaban por la cabeza del gobierno, ni por asomo, las acciones que tenemos que tomar ahora", afirmó el presidente.

Mujica indicó que la conexión aérea de Uruguay "es un deber" para el gobierno. "Tenemos que tomar decisiones que no nos gustan y que son como una fatalidad", agregó.

Respecto al paro de los trabajadores de la empresa, Mujica dijo que quienes tomaron la medida "no tienen nada que ver. En todo caso se comen un garrón. Este es el resultado de cosas muy viejas que ya veremos", finalizó el presidente.

Por otra parte, legisladores del Movimiento de Participación Popular (MPP) no quisieron opinar respecto al cierre de la aerolínea. Según explicaron, en la reunión que mantuvieron los ministros Fernando Lorenzo (Economía) y Enrique Pintado (Transporte) en la sede del Frente Amplio con los cabezas de lista se acordó no hacer declaraciones. El senador Luis Gallo (Asamblea Uruguay) cuestionó "la oportunidad" del cierre en medio del inicio de las vacaciones de julio. "Se tenía que haber esperado unos días y dejar de vender pasajes, se tendría que haber previsto y haber dado satisfacción a todos los que compraron", acotó.

El País Digital

Añadir nuevo comentario